Modificados Obras Públicas

El Faro de Ceuta 2 - ¡Nos estabulan! (Políticamente hablando)
      21/10/2019

El título, se trata de una ficción, aprovechando la lectura del magnífico artículo de la directora: Carmen Echarri, titulado, ¿CÓMO NOS VAIS A ENGAÑAR?, publicado la semana pasada.

“Estabular, aplicase a la cría y estancia de ganado en establos o recintos similares”

Sí, desde allá por los setenta, recuerdo por primera vez, en ejercer mi voto dentro del sistema franquista, en elecciones a Procuradores en Cortes.

Pocas veces hice uso de mi voto, casi siempre, buscando la forma de escabullir mis sentimientos políticos, utilizando las triquiñuelas del sistema d’hondt en un pedazo de papel, asumiendo de antemano que sus posibles destinatarios, ninguna validez le asignarían.
Y es que, en los términos en que se manifiesta EL FARO DE CEUTA, a través de su directora, de forma simple, clara y concisa, sin adornos o complicaciones, expresan una realidad diáfana y fácil de asumir por el Autor de este Artículo de Opinión.
A juicio del Autor, su contenido es un racimo prieto y veraz de realidades, repetidas “sine die”, pocas veces expresadas por los Medios.

Y es que nunca se ha gobernado tanto en la esfera mundial como en estos momentos, con más de ciento noventa estados independientes, y según ANDRÉ HAURIOU, Montesquieu reconocía en su obra, El Espíritu de las Leyes, que la política, va acorde con la diferencia de los países en cuanto a su clima; costumbres; religión; grado de desarrollo, etc.

Debe tratarse de algo de aplicación de esta fórmula en lo que concierne al electorado español, la cual se muestra infalible en cuanto a resultados sobre farsas y ardides de la clase política.

Continuando con Hauriou en su referencia al poder político, se establece en todas las sociedades la distinción entre los que conducen la sociedad (gobernantes) y los que son conducidos, los (gobernados), por ello, se ha afirmado que los fenómenos políticos son los que se refieren a la conducción de los hombres que viven en sociedad.

Preparémonos nuevamente para la persuasión del electorado a través de la palabra, y la coerción, ya que es precisamente el Estado quien tiene el monopolio de la coerción legal en las sociedades modernas.

Sirva pues mi apoyo solidario al Texto de EL FARO DE CEUTA, reiterando, qué sin la percepción por parte del electorado, de una fuerte regeneración por parte de nuestros gobernantes, la deriva será nuestro principal rumbo como País.

Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Doctor en Derecho

 

Puede visualizar el artículo publicado en el siguiente enlace: