Modificados Obras Públicas

el dia digital - ♦Promesas + Cánticos de sirenas=0

Jueves, 25 de Abril de 2019

OPINIÓN | ELDIAdigital

 

Debo confesar mi agnosticismo político para dar sentido a esta Columna.
Mi desconfianza en el sistema es absoluta y por supuesto, ni conozco ni tengo nada personal en contra del autor o autores, que adoctrinado/s o convencido/s, por su/s partido/s político/s esparce/n soflamas que brotan de cuernos de supuestas abundancias hasta ese entonces suspendidos sobre nuestras cabezas por una conjunción astral, (y sin darnos cuenta), pero que gracias a las invocaciones del político de turno, derramará: carreteras, autovías, saneamiento depuración de aguas, abastecimiento a poblaciones, etc.
Siempre en épocas de elecciones y promesas……. me acuerdo de una obra de ensayo titulada: ESPAÑA, escrita por el gran Salvador de Madariaga, y que recomiendo además de por su alto contenido, por su cómodo manejo.

Sucede allá por 1930, época de auténtica hambruna en nuestro país en un escenario que podría ser cualquier plaza de un pueblo de las paupérrimas, Castilla o Andalucía.

En la misma, se describe un pasaje que pudo suceder en cualquier plaza de cualquier pueblo, en la cual “los sin trabajo”, pasaban las horas muertas a la espera de que alguien los contratara.

En la misma, en un momento determinado, el habitual “cacique” se dirige a su capataz, espetándole, ¡Anda¡, y reparte unos cuantos duros entre los que esperan trabajo, y diles que voten a mi candidato las elecciones.
Dicho y hecho, así, hasta llegar a uno determinado, que se encontraba al acecho de cualquier peonada, al cual le efectúa la consabida propuesta…. , respondiéndole éste,   ¡EN MI HAMBRE MANDO YO ¡ . Genial la respuesta desde cualquier punto de vista.

Pues bien, salvadas las distancias, surgen promesas y más promesas hacia un electorado al que creen estabulado y en una nación, lugar que desde hace años y gobiernos, da la sensación de que nos ha caído una maldición astral…….

Ya no nos encontramos en los fastos de 1992, fechas, qué por nuestras penurias, nos hicimos acreedores a ser un país subsidiado, y entonces sí, que existieron abundancias……. y como casi siempre, más para unos que para otros.

La dura y tortuosa realidad, viene siendo desde hace años, el pan nuestro de cada día….

Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Doctor en Derecho

Puede visualizar el artículo publicado en el siguiente enlace: https://www.modificadosobraspublicas.com/promesas-canticos-de-sirenas0/?et_fb=1&PageSpeed=off